viernes, 4 de agosto de 2017

Bacalao gratinado al perejil

Normalmente no suelo poner recetas de pescado porque lo preparo de maneras muy sencillas, tanto que casi me da vergüenza ponerlas aquí.
Pero de vez en cuando aunque la receta sea facilona, como en esta ocasión, creo que merece la pena, para ofreceros sabores algo distintos.
En esta receta de bacalao "en verde" la preparación tiene poca elaboración pero el resultado es muy sabroso.

Preparación: 30 minutos
Ingredientes:
1 o 2 trozos de bacalao desalado por comensal
3 cucharadas de pan rallado
1 cucharada de vinagre de jerez
3 cucharadas de aceite de oliva virgen
1 ajo
Para el aceite de perejil
50 ml de aceite de oliva virgen
1 puñado de perejil bien fresco
1 pizca de sal
espárragos trigueros para acompañar por ejemplo
  • Ponemos el bacalao ya desalado en un cazo con agua que lo cubra y lo calentamos hasta que empiece a salir una capa de espuma por encima. ¡OJO! no debe hervir. De esta manera el bacalao se cocina ligeramente y luego las capas del pescado saldrán sueltas y ligeras. Este es el truco de las abuelas.
  • Mientras, ponemos en la picadora el pan rallado, el perejil, el ajo y lo trituramos bien, luego añadiremos el aceite y el vinagre.
  • Con esta mezcla cubriremos los lomos de bacalao para  gratinar después.
  • En el vaso de la batidora ponemos el resto del perejil y el aceite y batimos bien.
  • Colamos esta mezcla y obtendremos un aceite de perejil precioso, para decorar y aliñar nuestro plato. Mirad que color más estupendo.
  • Una vez listo el bacalao retiramos del fuego y escurrimos.
  • Lo colocamos sobre una fuente apta para horno y lo cubrimos con el preparado de pan y perejil para gratinar.

  • Con el horno caliente a 200º (solo la parte de arriba) lo gratinamos durante unos 15 minutos hasta que el bacalao haya sudado un poco y el gratinado se haya convertido en una pequeña costra.
  • Mientras está en el horno se saltean unos espárragos trigueros con unas gotas de aceite, que nos servirán de guarnición, si disponemos de ellos, si no una buena ensalada verde será un buen acompañamiento.
  • Sacamos el bacalao del horno y colocamos en cada plato la ración elegida acompañado de los trigueros y un chorrito de aceite de perejil.
 Buena pinta ¿verdad? Pues a la mesa que se enfría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario