sábado, 27 de mayo de 2017

Croquetas de calamares en su tinta


Esta es otra de las versiones de croquetas, fantástica para aprovechar la salsa (y algún que otro tropezón) que siempre sobra después de comer calamares en su tinta.
Si tuviese que elegir cual es el tipo de croqueta que más me gusta, la verdad es que lo tendría bastante difícil, pero esta es una de mis preferidas. Igual porque son un poco diferentes.
La manera de hacerlas es como en las otras recetas que os he presentado. 
La única diferencia es que a la hora de medir la leche antes pondremos en el medidor la salsa de los calamares para no pasarnos con la cantidad de líquido.
Preparación: 1 hora aproximadamente, mas el tiempo de enfriar la crema. 
Ingredientes:
1/2 litro de leche (con la salsa de los calamares ya incluida)
90 gr de harina
sal 
4 o 5 cucharadas de aceite de oliva virgen
una ración de calamares en su tinta y toda la salsa que haya sobrado del guiso.
Para rebozar
2 huevos
pan rallado

  • Ponemos en un cazo el aceite y cuando esté caliente añadimos la harina y damos vueltas con unas varillas. De esta manera se mezcla bien y la harina luego no sabe a crudo.
  • Cuando esté bien mezclado y la harina haya cogido un poco de color tostado (ojo que no se os queme), añadimos la leche poco a poco revolviendo para que se integre bien.
  • Si removéis con energía se mezclará y quedará fina, si se os forman  grumos No pasa nada, se bate todo con la batidora y listo.
  • Ponemos calor medio y seguimos removiendo la crema, con unas varillas hasta que espese. Cuando parece que ya no podemos más, es cuando la crema decide empezar a hervir. (Si no se decide y ya está bastante consistente  le podemos ayudar subiendo un poco el calor, pero solo si tiene una textura espesa, porque si subimos el fuego antes, nos volverán a salir grumos  y esta vez no se soluciona con la batidora.)
  • Cuando empiece a hervir la crema ya estará lista y es el momento de añadir los calamares bien troceados.
  • Damos unas vueltas y dejamos cocer durante unos minutos .

  • Echamos toda la crema en un plato o fuente para que se enfríe y la tapamos con papel film para que no se forme costra.
  • Una vez fría la crema podemos formar las croquetas.
  • En esta ocasión las he dado forma de bolas.
  • Si la crema está bien espesa se pueden hacer con las manos untadas de aceite para que no se nos peguen. Si está un poco más blanda lo haremos con dos cucharas soperas.
  • Las pasamos por huevo batido y luego por pan rallado terminando de darles una bonita forma redondeada.

  • En este punto se pueden poner en una bandeja y congelarlas hasta que queramos comerlas.
  • A la hora de freír el aceite debe estar bien caliente y las croquetas frías. De esta manera con el contraste la corteza quedará bien crujiente.
¡Deliciosas!!
Imprimir receta

No hay comentarios:

Publicar un comentario